ciencia , periodismo , webeo Martes, 3 junio 2014

Cómo volverse famoso prediciendo terremotos por Twitter

Esta tarde hubo temblor de 5 grados cuyas réplicas dejaron devastada la credibilidad, a nivel científico, de varios medios. Unos ejemplitos de cómo hacer “noticias” con humo:

Screen Shot 2014-06-03 at 19.49.21

“asombro en las redes sociales”

Screen Shot 2014-06-03 at 19.50.05

“inquietante cuenta de Twitter”

Screen Shot 2014-06-03 at 19.50.21

“polémica”

Como nosotros también queremos generar visitas con esta tontería, intentamos entender cómo es que una cuenta anónima, administrada por, y estoy citando, “Christ The Messiah The Anointed One“, puede generar titulares en los medios más serios del Perú.

O sea, en serio. Miren nomás el look de esta cuenta:

¡¡Las pirámides predicen temblores!!

¿Quién eligió esa foto de portada? ¿El diagramador de Extra?

Rápidamente encontramos un video muy sencillo sobre cómo hacer predicciones en Twitter. Es realmente idiota. El video trata de resultados de partidos de fútbol, pero la dinámica para temblores es la misma:

Por cierto, no es que los sismos sean absolutamente impredecibles. No necesariamente lo son. De hecho, un científico peruano, Jorge Heraud –hermano de Javier y director del INRAS, el Instituto de Radioastronomía de la PUCP– está trabajando en eso. Se trata del Proyecto Perú-Magneto, que hasta tiene un nombre como de cómic.

Si realmente están interesados en las predicciones de sismos, infórmense más sobre este proyecto peruano, pionero en la investigación científica, sobre la primera triangulación a nivel mundial de eventos electromagnéticos precursores de sismos. El doctor Heraud fue entrevistado el año pasado por CNN, presten atención:

Dice la PUCP: “Esta investigación se realiza junto con el Instituto QuakeFinder de California, que ha donado nueve magnetómetros, y el apoyo de Telefónica, que financió un magnetómetro y facilitó la conectividad, vía internet, para el envío de datos desde los magnetómetros hacia el INRAS.” Es decir, harta chamba, dinero, esfuerzo y método.

Un poco más difícil que andar escribiendo y borrando tuits a ver cuál liga, ¿no? Y un poco más digno de salir en nuestras webs locales de noticias.