ciencia Lunes, 14 septiembre 2015

VIDEO: Este video que compara El Niño del 1997 con el del 2015 es lo más apocalíptico que verás hoy

Llanos Lero

Fotógrafa, periodista, creadora de Lero Lero Candelero.

En el Perú, el fenómeno El Niño ha sido históricamente devastador y al mismo tiempo instructivo, pues con el paso de los años nos ha recordado la inestabilidad del área geográfica que ocupamos y cómo es necesario estar preparados para enfrentar cualquier evento fortuito de la naturaleza.

Justamente, uno de los más recordados es el del año 1997 que generó un trágico impacto a nivel nacional (y mundial), que  en nuestro país inició con las fuertes lluvias en el norte (Tumbes y Piura) en diciembre de ese año, extendiéndose después por los demás departamentos donde generaron desastres por las inundaciones y huaycos para los que la población no estaba preparada.

elnino

Foto: Universidad de Piura

Según datos de Indeci, 23 de los 24 departamentos que tiene el Perú fueron afectados por el fenómeno El Niño, con pérdidas económicas de 1 200 millones de dólares, una cifra alarmante en la actualidad y mucho más para su época. Asimismo más de 500 mil personas perdieron sus hogares o fueron fuertemente afectados en el proceso.

Pero El Niño es un evento que afecta a todo el mundo, y los meteorólogos se están esforzando por mantener un registro de los cambios climáticos así como de intentar prevenir los eventos futuros. Es por eso que Matt Rehme, científico del Laboratorio Visual del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica, realizó una animación virtual que muestra la progresión de cada evento que va desde Enero hasta Agosto de este año. A lo que declaró:

“Estaba algo impactado de lo mucho que se parece visualmente el del 2015 con el de 1997”


-Si esperabas ver el trailer de El día después de mañana, tal vez estarás un poco desilusionado. Pero es imperativo entender lo importante que son las imágenes mostradas, que expresan claramente cómo ha ido el desplazamiento del calor y el cambio de temperatura que ha sufrido la Tierra en los últimos meses.

Ya que como lo aseguran en la página de Climate Central:

“Este año (2015), El Niño apunta a ser el más fuerte de la historia”.

Siendo esta animación un modo de visualizar las similitudes y diferencias entre los eventos de 1997 y  el de este año.

El martes 1 de Setiembre la Organización Meteorológica Mundial, declaró de fuerte importancia la gravedad de El Niño de este año, ya que algunos científicos han notado que la temperatura de la superficie del mar en algunos puntos clave del Pacífico oriental, son más altas que las de los eventos anteriores en esta misma época.

Según la explicación de Andrea Thompson para ClimateCentral.org:

“La mayor diferencia entre ambos sucesos, claramente vistos en la animación, es la burbuja de agua caliente de la costa oeste de América del Norte, un síntoma del implacable patrón de alta presión que ha mantenido el oeste cálido y seco por la mayor parte de los últimos años y conducido a California a una profunda sequía.”

Es importante recordar que una de las ventajas y mayores diferencias que tenemos en la actualidad, es que en 1997 no había forma de predecir o anticipar los siguientes movimientos o impactos que generaría el fenómeno.

Michelle L’Hereux, meteoróloga del  NOAA El Niño, manifestó que:

Los primeros meses de 1997 comenzaron relativamente fríos en el Pacífico oriental tropical, por lo que el hecho de que tengamos esta fuerte manifestación de El Niño después de un tiempo de calidez en el océano tropical, es un evento único.”

Contar con la tecnología para poder hacer comparaciones y predicciones más exactas nos posiciona en una gran ventaja frente a los devastadores eventos de 1997, sin embargo, la naturaleza continúa generando sorpresas por sus insólitos e inexplicables cambios frente a los transcursos ya conocidos y estudiados. Frente a eso, se continúan haciendo investigaciones y modelos que presenten con mayor exactitud el destino climatológico que tendrá nuestro planeta.

Llanos Lero

Fotógrafa, periodista, creadora de Lero Lero Candelero.