ciencia Viernes, 12 junio 2015

Las plantas saben que están siendo comidas y están intentando evitarlo

Ensalada de berros, seguro la has comido varias veces. Foto: Las recetas de cocina.

Ensalada de berros, seguro la has comido varias veces. Foto: Las recetas de cocina.

La Universidad de Missouri acaba de publicar una investigación que podría crearles un problema moral a los veganos: algunas plantas, como los berros, saben que están siendo consumidas y están intentando evitarlo a como dé lugar. ¿No te suena el berro? No te preocupes, Business Insider ha elaborado una lista de plantas que están muy relacionadas y que seguramente sí reconocerás fácilmente.

“El estudio se llevó a cabo en el berro o Arabidopsis como se le conoce científicamente, que está estrechamente relacionado con el brócoli, la col rizada, hojas de mostaza, y otros hermanos de la familia brassica, que es popular para experimentos científicos”.

¿Y qué dice exactamente el estudio? Los científicos de Missouri han logrado comprobar que estas plantas reconocen las vibraciones que hacen las orugas cuando se las están comiendo.

“Estudios anteriores han sugerido que el crecimiento de la planta puede ser influenciado por el sonido y que las plantas responden al viento y al tacto. Ahora, investigadores de la Universidad de Missouri, en una colaboración que reúne audios y análisis químicos, han determinado que las plantas responden a los sonidos que hacen las orugas cuando se comen las plantas y que las plantas responden con más defensas“.

La respuesta de los berros consiste en liberar aceites tóxicos cuando saben que están siendo devoradas, hacen esto para disuadir a las orugas de que se las coman. Modern Farmer nos explica este proceso:

“Resulta que, el berro produce realmente algunos aceites de mostaza y los envía a través de las hojas para disuadir a los depredadores (los aceites son ligeramente tóxico cuando se ingiere). El estudio mostró que cuando las plantas sienten u oyen las vibraciones de las orugas comiendo, envían aceites de mostaza adicionales en las hojas“.

Los investigadores de Missouri grabaron (en inglés) la reacción de estas plantas ante la aparición de una voraz oruga.

Por el momento solo se habla del berro y de sus familiares, pero no se sorprendan si pronto se descubre que más plantas pueden sentir este tipo de cosas. Finalmente, ya está comprobado que las plantas responden a los estímulos y ser devoradas es un poderoso estímulo.

rppc

Huaqueador en Copy Paste Ilustrado. @rppc