ciencia Jueves, 11 junio 2015

5 mitos persistentes sobre el cáncer que ya deberían ser eliminados

Si has navegado suficiente por Internet probablemente habrás encontrado todo tipo de información sobre el cáncer. El problema comienza en que mucha de esa información es presentada como real y no son más que mitos que algunas personas o páginas siguen difundiendo sin ningún tipo de sustento científico.

Por eso, con la ayuda de I Fucking love Science, hemos elaborado esta lista de los cinco mitos más persistentes sobre el cáncer.

 

1. El cáncer es una enfermedad moderna

¿ola k ase egipcio? Foto: el-buskador.com

El cáncer es más antiguo que estas pirámides. Foto: El Buskador

Este mito tienes que haberlo escuchado de todas formas. Se ha repetido incansablemente que el cáncer es una enfermedad moderna, que se debe a los malos hábitos a los que se ha sometido el hombre en los últimos decenios. Sin embargo, esto no es verdad, los análisis científicos han descubiertos esqueletos con cáncer de hace más de 3 mil años de antigüedad. IFLS lo comenta así.

“El cáncer es tan antiguo como los seres humanos. Fue descrito como una enfermedad hace miles de años por los médicos egipcios y griegos, y los investigadores han descubierto signos reveladores de cáncer en un esqueleto de 3.000 años de antigüedad”.

Pero, ¿entonces por qué cada vez se conocen más casos de personas diagnosticadas con cáncer? Pues la respuesta aquí sí se encuentra en la modernidad y tiene que ver con el hecho de que en la actualidad vivimos más tiempo, lo que hace que nuestras células se dañen más con la edad y que esto pueda desembocar en cáncer.

“El hecho es que más personas están viviendo el tiempo suficiente para desarrollar cáncer debido a nuestro éxito en la lucha contra las enfermedades infecciosas y otras causas históricas de muerte como la desnutrición. Por eso, es perfectamente normal que los daños en el ADN de nuestras células se acumulen mientras envejecemos, y ese daño puede conducir al desarrollo de cáncer”.

Aun así, tener una vida sana, con una dieta balanceada y un ambiente libre de contaminación puede ayudar a prevenir que contraigamos cáncer. Pero eso sí, el cáncer no es producto de “la vida moderna”.

 

2. Los ‘superalimentos’ previenen el cáncer

Publicidad engañosa: Foto: http://blog.casapia.com/

Publicidad engañosa: Foto: Casapia

Sobre los alimentos que ayudan a prevenir el cáncer existen miles de artículos de Internet, incluso algunos medios ya han comenzado a llamarlos ‘superalimentos’. Pero no existe ningún estudio científico que avale estas creencias y  todo indica que se trataría más de una campaña marketera para vender determinados tipos de alimentos naturales.

“Los arándanos, la betarraga, el brócoli, el ajo, el té verde …y la lista continúa. A pesar de que miles de sitios web afirman esto, no hay tal cosa como un “superalimento”. Es un término de marketing utilizado para vender productos que no tienen ninguna base científica”.

Lo que sí nos dice la ciencia es que, para prevenir el cáncer no solo basta con comer algún tipo de alimentos durante un tiempo, sino que es necesario tener una vida saludable a largo plazo. Y esto no solo tiene que ver con lo que consumimos, también con si fumamos o no, si hacemos ejercicios frecuentemente y si no abusamos del alcohol.

 

3. Existen métodos milagrosos para curar la enfermedad

Seguramente también has encontrado en Internet muchos testimonios de personas que aseguran que se curaron de forma milagrosa y empiezan a compartir sus “recetas” para hacer que más personas también puedan “curarse”. Pero incluso estos sucesos extraordinarios requieren ser corroborados, de otra forma no podría aplicarse a millones de personas que de verdad buscan una cura contra esta enfermedad.

IFLS advierte que sean muy cuidadosos con este aspecto porque alguien podría estar timándolos para intentar venderles algo.

“Por supuesto las personas con cáncer quieren derrotar a su enfermedad por cualquier medio posible. Y es totalmente comprensible que busquen altas y bajas posibilidades para curarse. Pero nuestro consejo es tener cuidado con todo lo etiquetado como una “cura milagrosa”, sobre todo si las personas están tratando de venderles algo a usted”.

Lo mejor es acudir a un profesional médico y seguir sus instrucciones.

 

4. Hay una conspiración mundial para evitar encontrar la cura

Las conspiraciones siempre funcionan como idea. Foto: http://www.navarrainformacion.es/

Las conspiraciones siempre son la respuesta más fácil. Foto: Navarra Informacion

Junto con el mito anterior, se repite con frecuencia que sí existe una cura contra el cáncer solo que los gobiernos y la industria farmacéutica están ocultado las vacunas o medicamentos para curar el cáncer, porque el tratamiento es tan lucrativo que dejar de administrarlo sería perder un gran negocio de las manos.

Pero no hay nada de eso. Como dice IFLS, a veces, simplemente, la investigación no da el resultado que todos quisiéramos. Además, la web Cancer Research UK también niega esta posibilidad y recuerda que ha habido avances enormes en el entendimiento de la enfermedad y que son miles los científicos de todo el mundo los que siguen buscando la cura, así que hablar sobre una conspiración sería negar e insultar su trabajo.

“Sugerir que hay una conspiración destinada a privar a los enfermos de cáncer de tratamientos eficaces no sólo es absurdo, es ofensivo para la comunidad global de científicos dedicados, el personal y partidarios de las organizaciones de investigación de cáncer, como el Cancer Research UK, y –más importante– a los pacientes con cáncer y sus seres queridos”.

Y no olvidemos que los científicos también tienen familiares que han fallecido por la enfermedad, así que ellos también están interesados en encontrar una cura.

 

5. El tratamiento de cáncer mata más de lo que cura

El tratamiento puede ser durísimo, pero puede llegar a curar. Foto http://www.antena3.com/.

El tratamiento puede ser durísimo, pero la cura puede llegar. Foto Antena3

La quimioterapia, radioterapia o, en algunos casos, la cirugía, son tratamientos frecuentes en la lucha contra el cáncer, y todos son procesos difíciles a los que se somete el cuerpo de un paciente. Sin embargo, estos tratamientos realmente salvan vidas de miles de personas y le prolongan la existencia a muchas más.

Es cierto que existe mucha incredulidad y miedo con la quimioterapia, pero, como lo resalta Science Based Medicine, lo importante es entender que un solo tratamiento no puede curar todos los tipos de cáncer, solo algunos indicados.

“Lo que hay que entender es que la quimioterapia es muy buena para algunas cosas. Por ejemplo, es muy buena para el tratamiento y curación de las leucemias y linfomas. Para ciertos tipos de cáncer, también es muy buena en la disminución de la probabilidad de recaída después de la cirugía curativa. Cuando se administra antes de la cirugía curativa, la quimioterapia también puede hacer que la cirugía de órganos sea posible”.

También se tiene que tener en cuenta el nivel de cáncer con el que se haya realizado el diagnóstico, esto será vital para saber por qué un tratamiento funciona o no. Por supuesto, eso no quiere decir que los tratamientos contra el cáncer sean lo mejor en la actualidad. Al contrario, los científicos están buscando la forma de que sean menos dolorosos y que les garanticen calidad de vida. Y para eso, lo mejor es enfocarse en los hechos comprobables y verificables. No en mitos.

rppc

Huaqueador en Copy Paste Ilustrado. @rppc