ciencia , noticias Viernes, 5 junio 2015

5 datos que prueban que los cigarrillos electrónicos no disminuyen la adicción a la nicotina

En un intento por abandonar la adicción a la nicotina, muchos fumadores han comenzado a ver al cigarrillo electrónico como una alternativa para disminuir su consumo. Sin embargo, tenemos varios datos que prueban que estos cigarrillos electrónicos no son tan indefensos como los venden.

Además, hay evidencias de que tienen nicotina, afectan al consumidor pasivo y no ayudan a abandonar la adicción. En serio. E incluso los venden como cigarrillos de vapor, cuando esto convenientemente inexacto. Así que para que no te sigan engañando, vamos a desmontar los principales mitos sobre el cigarrillo electrónico.

Amigo, Leo, te han engañado. Los e-cigs afectan a los consumidores pasivos. Foto: http://www.hngn.com/

Amigo, Leo, te han engañado. Los e-cigs afectan a los consumidores pasivos. Foto: http://www.hngn.com/

1. No es vapor de agua sino vapor de nicotina

Miren que tiene un cartucho, eso permite que se encienda. Imagen: La Unión.

Miren que tiene un cartucho, eso permite que se encienda. Imagen: La Unión.

Para comenzar su nombre no comercial es Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina, así lo reconoce la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sí, desde el inicio nos encontramos con la palabra nicotina, que es lo que queríamos evitar para abandonar la adicción. Nos comunicamos con La Unión Internacional Contra la Tuberculosis y Enfermedades Respiratorias, quienes nos aclararon que con el cigarrillo no aspiramos vapor de agua sino nicotina en vapor, que es totalmente diferente.

«Entonces, estamos hablando de un dispositivo portátil que suministra la adictiva sustancia llamada nicotina, la cual es absorbida por la persona en forma de vapor cada vez que encendemos la batería recargable contenida en el cuerpo del cigarrillo electrónico». 

La OMS también ha puesto énfasis en diferenciarlo con el ‘vapor de agua’, que es la forma más común en la que venden estos productos.

«Según el informe, las pruebas existentes revelan que el aerosol del cigarrillo electrónico no es sólo “vapor de agua”, como se suele afirmar en la mercadotecnia de esos productos».

Es verdad, no es humo lo que uno aspira, como con el cigarrillo convencional. Sin embargo, aspirar vapor de nicotina es igual de adictivo y peligroso para la salud.

2. También crean adicción

girl-vaper

Los ‘vapers’ (por vapor, los que fuman estos cigarrillos) están creando una nueva industria. Foto: https://highdesertvapes.com

Evidentemente si estos cigarrillos electrónicos contienen nicotina ya la respuesta es clara. Pero hay algo más sobre la adicción de los e-cigs que no nos están diciendo, y es que se está creando una industria de moda alrededor de estos aparatos. Existen muchos modelos de diferentes formas y colores que son acompañadas de una publicidad que los presenta como objetos indefensos.

La Unión advierte sobre este último aspecto que está siendo especialmente atractivo para los jóvenes y adolescentes.

Del mismo modo, su forma moderna y sabores novedosos (fresa, chocolate, Red Bull, Coca Cola, piña colada, café, entre otros) – especialmente para adolescentes – incitan a su consumo muchísimo más que el cigarrillo convencional, tornándolo extremadamente atractivo para una población vulnerable. Por lo tanto, el cigarrillo electrónico es otro mecanismo que la industria tabacalera ha creado para mantener a una población adicta a su producto.

Esto también ha preocupado a la OMS que ya ha comenzado a hablar de regulación de los cigarrillos electrónicos.

El cigarrillo electrónico se ha estado comercializando con casi 8000 aromas diferentes, y existe la preocupación de que ello pueda servir como puerta de entrada a la adicción a la nicotina y, en última instancia, al hábito de fumar, particularmente entre los jóvenes.

Aquí nos encontramos con la vieja estrategia de la industria de cambiar el modelo pero seguir vendiendo el mismo producto.

3. Cuando ‘vapeas’ un e-cig te estás metiendo todas estas toxinas

Los asiáticos ya empezaron a vapear con fuerza los e-cigs. Foto: http://ecigarettereviewed.com/

Los asiáticos ya empezaron a vapear con fuerza los e-cigs. Foto: http://ecigarettereviewed.com/

Tal vez creas que de todas formas un cigarrillo electrónico es menos dañino que un cigarrillo convencional. Pues vamos a mostrarte todas las sustancias tóxicas que entra a tu organismo cada vez que ‘vapeas’ un cigarrillo electrónico. Esta lista la elaboramos gracias a La Unión.

  1. Nicotina. Potente veneno. Se utiliza en múltiples insecticidas (fumigantes para invernaderos)
  2. Glicol de propileno  o propilenglicol (más de un 80%). Se usa para fabricar soluciones anticongelante. También se usa para manufacturar compuestos de poliéster y como solvente en industrias de pintura y plásticos.
  3. Glicerol. Utilizado en la elaboración de cosméticos, jarabes, explosivos.
  4. Esencias de tabaco. De la planta del tabaco.
  5. Valerato de Butilo. Saborizante sintético.
  6. Hexonato de Isopentilo. Químico irritante.
  7. Laurato de Laurilo. Químico irritante
  8. Benzoato de Benzilo. Químico irritante de ojos y membranas mucosas.
  9. Octinicato de Metilo. Químico irritante
  10. Heptilato de Etilo. Químico irritante
  11. Ácido orgánico. Obtenido de diversas  plantas.

Así que ya sabes, si es que decides ir por un cigarrillo electrónico, estarás permitiendo que se introduzcan estas sustancias en tu organismo .

4. Afecta al consumidor pasivo

Tampoco deberían estar permitidos en espacios públicos. Foto: askmen.com.

Tampoco deberían estar permitidos en espacios públicos. Foto: askmen.com.

Y si creías que como consumidor pasivo estabas a salvo junto a una persona con cigarrillos electrónicos, también estabas equivocado. El científico alemán Wolfgang Schober junto a su grupo de trabajo de la Autoridad de Salud y Seguridad de Bavaria ya demostraron que esto es falso.

En su estudio demostraron que en un espacio cerrado como un café, si tres personas comienza a ‘vapear’, el ambiente se llenará totalmente de sustancias tóxicas y tanto las personas que ‘vapean’ como las que son consumidores pasivos, terminarán aspirando las mismas sustancias.

5.  ¿Puede causar enfermedades como el cigarro?

Al igual que los cigarros, deberían venir con advertencia. Foto: http://fusionmediamag.com/

Al igual que los cigarros, deberían venir con advertencia. Foto: http://fusionmediamag.com/

Pues si contienen muchas de las sustancias tóxicas de los cigarros, la respuesta es afirmativa. La Unión nos confirmó que los fumadores también pueden sufrir de cáncer de boca, labios, lengua, faringe, estómago y casi todo las cosas que ven en las cajas de cigarros convencionales.

Además de atacar el corazón y de no ser nada recomendable para las mujeres embarazadas. Así que si están buscando, de verdad, abandonar la adicción al cigarro a la nicotina, los cigarrillos electrónicos no son una buena idea. No se dejen engañar, la ciencia está de su lado.

rppc

Huaqueador en Copy Paste Ilustrado. @rppc
Secured By miniOrange