ciencia Jueves, 7 mayo 2015

Deja de creer todo lo que te dice Internet: no, las barbas no están llenas de caca

Esta semana varios medios nacionales e internacionales comenzaron a rebotar esta supuesta novedad científica: Las barbas están tan sucias como la caca. Instantáneamente todas las novias de hipster-lumbersexuales lanzaron un desgarrador grito con eco. Pero, no se preocupen esto no es verdad.

Aunque si uno leyera las noticias de alguno de estos medios, podría creer que sí. Miren cómo lo presentó Perú21.

Captura de pantalla: Peru21.pe.

Nos encanta cómo mantienen el suspenso (ver “clickbait” más abajo): Peru21.pe.

Y esta es la de El Trome.

Captura de pantalla: Trome.pe

Nada como la palabra “estudio” para legitimar todo. Trome.pe

Dos cosas nos quedan claras luego de revisar las noticias. Primero, que es fácil engañar a los medios con supuestas noticias científicas. Y, segundo, que son incapaces de escribir la palabra caca. En serio, usan eufemismos tipo: “materia fecal” o “foco infeccioso”. Desde Voldemort una palabra no había despertado tanto miedo. Pero, bueno, volvamos a lo importante: el estudio científico.

 

1. Requisitos para hablar de un estudio científico

Si rastreamos la noticia sobre la barba, vamos a llegar hasta el canal de televisión KOAT de Albuquerque, Nuevo México. Esto ya debería ser un indicio, ¿desde cuándo los canales de televisión hacen estudios científicos? Pero bueno, al parecer lo científico se “justificó” cuando la periodista del canal llevó varias muestras de barbas a un laboratorio para analizarlos.

Efectivamente, los ejemplares de barbas que la periodista recogió tenían bacterias que también se encuentran en los baños. Pero con una muestra tan pequeña no se puede hablar de un estudio científico y, por lo tanto, no se puede generalizar. Realmente se necesita una muestra estadísticamente significativa para hablar de “todas” las barbas. Peor aún, si pretendes, luego, presentarlas en un canal y difundirla por todo el mundo.

Entonces, ¿qué pasó?

 

2. Todo apunta al clickbait

Ilustración: www.fowllanguagecomics.com

Maldito, clickbait, es imposible evitarlo. Ilustración: www.fowllanguagecomics.com

El portal científico ZME Science estuvo indagando sobre el origen de esta noticia. Todo parece indicar que el canal de televisión presentó esta “bomba informativa” solo para ganar clicks en su web. Es decir usó el clickbait (un tipo de redacción que significa “carnada de clics”), que es el mismo motivo por el que tú también caíste en esta nota.

ZME Science comenta así la noticia de la barba con caca:

“Al parecer, estas historias están más llenas de mierda que tu barba hipster y lumbersexual.”

Por otro lado, Mic muestra las cifras de todos los portales que compartieron esta noticia “científica” y que ratifica la idea de que el clickbait estaría detrás de esto.

“Si bien estas “revelaciones científicas” pueden parecer emocionante y hacer historias muy compartibles (Nueva revista de York, Elite Daily y las historias de Mashable cosecharon 23.100, 33.000 y 76.600 shares, respectivamente), es importante tener en cuenta lo que la “ciencia” realmente es, lo que nos puede decir y cuándo debemos confiar en esos hallazgos”.

Además, la noticia de KOAT omitió decir algo importante: su comparación es descabellada. Estas bacterias que ellos encontraron en sus pequeñas muestras de barbas, también se encuentran en otros lugares además de un baño.

“Para poner esto en contexto, estas bacterias también se pueden encontrar en un montón de superficies que no están recubiertas de caca, como en 1 de cada 6 iPhones. O en su piel. O en su escritorio de la oficina y el teclado del ordenador”.

Pero, entonces, ¿las barbas son sucias o no? Aquí vamos. Espera, aún no te rasures.

3. La verdad sobre la barba

Zach Galifianakis. Foto: styleforum

Mmm ahora que lo pensamos, quizás Zach Galifianakis no sea un buen ejemplo. Foto: styleforum

No debemos olvidar algo importante, estamos hablando de bacterias. Y las bacterias están por todas partes, literalmente. Y, lo más importante, no se trata de la cantidad (como lo comparaba el noticiero), sino del tipo de bacterias tenemos. Slate nos dice por qué esto esto es vital:

“Si estamos preocupados por la salud, el tipo de bacteria es mucho más importante que la cantidad. Solo, imagínense: “Bueno, señor, usted tiene tantas bacterias en su cara como yo, ¡pero las suyas son todas de ántrax!”.

Pero, para resolver la pregunta de una vez. Vamos a citar verdaderos estudios científicos sobre personas con barbas.

“Las barbas en realidad pueden ser un peligro para la salud si usted es médico. Un estudio encontró que las barbas arrojan significativamente más bacterias que los rostros depilados o el rostro de mujeres rapadas, incluso si uno lleva una máscara encima. Otro estudio encontró que los microbiólogos barbudos pueden contaminar con patógenos”.

Pero estos son casos específicos de personas que trabajan en entornos rodeados por bacterias y que dista muchísimo de una generalización como “todas las barbas”. Eso sí: no confíe en doctores con barba. De las de otras, no te preocupes. Como dice, Mic, una barba sucia es una barba sucia. No hay que usar la ciencia para reconocerla.

Tags

rppc

Huaqueador en Copy Paste Ilustrado. @rppc