ciencia Lunes, 4 mayo 2015

¿Para qué sirve la Ley Contra la Comida Chatarra? Mira aquí las causas de la obesidad que esa ley no contempla

Hace unas semanas se aprobó el reglamento que establece los parámetros de la denominada Ley Contra la Comida Chatarra, una iniciativa legislativa que prohíbe la venta en centros educativos de productos procesados que contengan un “exceso de azúcar y sal”. Para entender qué regula y qué no regula, leamos este párrafo de Gestión:

“La ley regulará solo los alimentos procesados industrialmente, pero no los que se encuentren en estado natural (animales, vegetales o frutas, crudas o cocinadas) o con un procesamiento mínimo (por ejemplo la harina, o el pescado o carne trozada).”

Es decir, los pulpines podrán seguir comiendo esta deliciosa manzana acaramelada, preparada de forma artesanal, no industrial, y que evidentemente tiene altos niveles de quién sabe qué edulcorante artificial.

Azúcar por montones. Foto: viajeabrasil.com.

Rojo como la alerta por tu peso. Foto: viajeabrasil.com.

Pero esta no es la única deficiencia de esta ley. Uno de los argumentos por los que se decidió aprobar esta iniciativa fue que era necesaria para lucha contra la obesidad infantil en nuestro país. En su momento, el promotor de esta ley, Jaime Delgado, aseguró que la Ley Contra la Comida Chatarra reduciría este problema.

Sin embargo, las verdaderas causas de esta problema son mucho más complejas. Por eso, hemos elaborado esta lista de los principales factores que promueven la obesidad en la población.

 

¿Qué es la obesidad?

La obesidad es definida como el exceso de tejido adiposo en nuestro cuerpo. Es decir, cuando tenemos más grasa de la que deberíamos tener. Esto, por supuesto, puede variar dependiendo de nuestras características físicas. Para ello, la Organización Mundial de la Salud, considera que se debe medir nuestro Índice de masa corporal (IMC). ¿Y, qué es el IMC?

“Para diagnosticarse y clasificarse se usa el índice de masa corporal (IMC), el cual es la relación que existe entre el peso y la talla al cuadrado. La OMS considera que hay obesidad cuando el IMC es mayor a 30.”

Mientras más alta sea una persona, su IMC podrá ser superior y mientras más baja sea, inferior. Sin embargo, se debe tener en cuenta su circunferencia abdominal. Es decir, su panza. Si es excesiva para su talla, pues, bueno, tiene obesidad.

Homero con sobrepeso.

Un ejemplo clásico.

 

¿Cuáles son las causas de la obesidad?

Foto: Dinta & Angloamerican.

Foto: Dinta & Angloamerican.

 

Existe muchas causas para la obesidad de una persona, por algo se le califica como una enfermedad multifactorial. Así que vamos a enumerarlos.

1. El primer motivo es el hereditario. Sí, si un niño tiene padres obesos, lo más probable es que él sea obeso también.

“Un niño tiene un elevado riesgo de volver obeso si alguno de sus progenitores son obesos. Esto está relacionado con el hecho de que, los factores genéticos son transmitidos y  además que los hábitos alimenticios de la familia, se adhequieren lo que facilita la ganancia de  peso.”

2. También existen motivos de factor psicológico, al respecto existen estudios que relacionan el aumento de tejido adiposo con el aumento de estrés, rabia y depresión.

“El estrés crónico podría ser un factor de obesidad. Otros factores como las emociones cotidianas (rabia, depresión…) provocan un comportamiento excesivo frente a la comida que favorece la toma de peso”.

3. Las causas nutricionales también está presentes, que es a lo que la ley apunta. Este es el aspecto más conocido y difundido y se refiere al exceso consumo de calorías por parte de una persona pero que no son quemadas debidamente. Es decir, una persona podría consumir grandes cantidades de calorías siempre y cuando realice las actividades necesarias para gastarlas. Sobre esto, la Organización Mundial de la Salud ha dicho lo siguiente:

“La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad infantiles es el desequilibrio entre la ingesta calórica y el gasto calórico”.

Incluso existen informaciones que aseguran que el embarazo, el hábito de fumar y la falta de sueño también provocan la obesidad. Como vemos la obesidad va mucho más allá que prohibir a los kioskos escolares vender productos procesados. Pero vamos a lo importante. Entonces, ¿se puede combatir la obesidad? Claro que sí.

 

¿Cómo combatir la obesidad?

Foto: Nutridieta.com

Foto: Nutridieta.com

Ya en un post anterior les habíamos hablado sobre los incovenientes contra la salud que produce el sedentarismo y que, además, es una de las causas de la obesidad. Por eso, es importante intentar quemar todas las calorías que consumimos, mediante el ejercicio física constante. Aquí algunas recomendaciones del Ministerio de Sanidad de España:

  • Moderar el consumo de productos ricos en azúcar como las golosinas, los dulces y los refrescos.
  • Reducir la sal en las comidas y utilizar, preferentemente, sal yodada.
  • Hacer todos los días ejercicio físico. Caminar siempre que sea posible.

 

Como vemos, el problema es mucho más gordo de lo que esta ley quiere solucionar. Y para combatirlo realmente necesitamos un plan que combine al sector salud y educación, algo que trasciende a una ley. Ya es hora de comenzar a trabajarlo seriamente.

Tags

rppc

Huaqueador en Copy Paste Ilustrado. @rppc
Secured By miniOrange