ciencia , noticias Martes, 10 febrero 2015

La contaminación minera no empezó en el siglo XX. Los españoles la trajeron con la conquista hace 500 años

Perú es un país minero y,  cada vez hay más evidencias de contaminación por esta actividad extractiva. En nuestra historia reciente tenemos varios ejemplos del impacto de la minería, sin ir muy lejos, lo sucedido en Cerro de Pasco, Potosi, La Oroya o Madre de Dios son muestras vivientes de la afectación ambiental. Sin embargo, y aunque no lo creas, esta historia no empezó en el siglo XX. Data de muchos más años atrás, aproximadamente  de 1532 y no fue producto del hombre peruano.

Ucs, fuimos nosotros

 

Así es. Los responsables de los inicios de la contaminación minera en el Peru fueron los españoles y no lo decimos nosotros, lo dice un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. Allí se ha revelado que las actividades metalúrgicas realizadas durante el Imperio Inca (entre 1438-1532) tuvieron un impacto insignificante en la atmósfera de toda América del Sur. Pero todo cambió cuando llegaron los españoles con su propia forma de hacer minería para extraer plata, distinta a la de los incas. Lo peor es que esta «herencia española», de acuerdo a la presentación de este estudio, consiguió que los niveles de contaminación atmosférica del siglo 20 fueran los más altos en el registro y se mantengan sin precedentes sobre la totalidad de la historia humana. Todo esto ocurrió 240 años antes de la Revolución Industrial.

Aquí encontraron la prueba. Foto: La República

Aquí encontraron la prueba. Foto: La República

Ahora te preguntarás cómo llegaron a esta afirmación: la prueba máxima de la contaminación ambiental por la minería que llegó con la conquista en el Imperio Inca la encontraron en las alturas de Cusco, en el glaciar Quelccaya, ubicado en la cordillera del Vilcanota. ¿Qué hallaron en el hielo contaminado?  La huella de la conquista. Así lo explican en este artículo para New Republic:

«Las actividades metalúrgicas de los incas tenían sólo un impacto local sobre el medio ambiente que rodea sus operaciones mineras», dijo Paolo Gabrielli, un autor del estudio e investigador en el Polar Byrd y el Centro de Investigación del Clima de la Ohio State, en un correo electrónico. «Por el contrario, las actividades mineras y metalúrgicas realizadas por los españoles tuvieron un impacto en la atmósfera de todo el continente de América del Sur»

Por los estudios que hicieron, y por lo que cuenta Gabrielli en la nota, hay una gran diferencia entre el tipo de actividad metalúrgica de los incas y la de los españoles. Uno más preocupado por cuidar el medioambiente, su aire y su tierra. El otro, por lo encontrado, no tanto.

(…) el Inca funde la plata a través de una técnica de fundición que utiliza huyara o pequeños hornos de barro. Este proceso era bastante ineficiente, y sólo permitió que el Inca consiga pequeñas cantidades de plata. Cuando llegaron los españoles, introdujeron una técnica de refinación más eficiente llamada amalgama de mercurio. Este proceso utiliza mercurio líquido para extraer la plata de diversos minerales. Con una técnica de refinación más eficiente, los españoles fueron capaces de extraer mayores cantidades de mineral de plata. Esto a su vez produce una mayor cantidad de polvo metálico en el aire en lugares como el casquete glaciar Quelccaya en Perú, donde el equipo tuvo su muestra de hielo»

El hielo de los glaciares de las alturas, como el de Quelccaya, proporcionó a los científicos un buen registro de todos los elementos que han estado flotando en el aire durante siglos. Lo que encontraron fue determinante: aumentos en plomo, cromo, antimonio, molibdeno y elementos asociados con el proceso de la minería durante el período de la conquista española.

Ahora, son los propios peruanos, como ocurre en Madre de Dios, los que contaminan con la minería. Aunque, claro, ya sabes que esta es otra herencia española.

Secured By miniOrange