ciencia , noticias Sábado, 10 enero 2015

Este año va a durar un segundo más que el anterior. No vas a creer cuántas veces ha pasado esto en la historia.

Alguien tiene que subir a ajustar el reloj del Parque Universitario, parfavar.

Alguien tiene que subir a ajustar el reloj del Parque Universitario, parfavar.

Una de las noticias más interesantes con las que me topé esta semana fue el anuncio del Observatorio de París indicando que este año viene con yapa. Así es, este 1 de julio sería ideal que pares tu reloj un segundo y luego lo dejes seguir su rumbo.

Puedes leer aquí el breve reporte emitido (en inglés) por esta entidad encargada de monitorear todo lo referido a la astronomía. Esto es lo que dice:

La diferencia entre UTC [tiempo universal coordinado] y el Tiempo Internacional Atómicos es:

Del 1 de julio 2012, 0h UTC, hasta el 1 de julio 2015 0h UTC : UTC-TAI = – 35s
Del 1 de julio 2015 015 July 1, 0h UTC, hasta próximo aviso : UTC-TAI = – 36s

Básicamente, para coincidir ambos “relojes” -tanto el “universal” como el atómico- es necesario adelantar uno o retroceder el otro. Como no podemos cambiar el universo, lo mejor es ajustar los relojes que nosotros usamos para medir el paso del tiempo.

 

El tiempo nunca es el mismo

¿Qué cuernos significa eso? y ¿por qué el tiempo cambia? Precisamente eso es lo interesante. Esta nota de The Telegraph ayuda a comprender todo mejor:

El tiempo atómico es constante, pero la rotación de la Tierra está volviéndose más lenta gradualmente a un ritmo de  0.002 segundos por día. 

Es la labor de los científicos y oficiales en el Servicio Internacional de Rotación de Terreste, con base en Francia, de monitorear la rotación del planeta y ajustar el tiempo cuando es necesario. Algunos años la Tierra llega a tiempo y no se necesita ningún ajuste.

Esta desaceleración del planeta es producida por terremotos, aceleración de la marea e incluso el cambio climático.

 

Máquinas desincronizadas

Pero hay un dato extra: el que la va a pasar mal con este cambio es el internet. Este artículo de The Verge lo explica bastante bien:

Los saltos de segundos son como el Y2K en tanto amenazan con desincronizar la forma como el tiempo es medido por las computadores y el tiempo medido por relojes atómicos. Mientras que Y2K fue una sola situación (los sistemas de computadora que estaban acostumbrados a abreviar el año a dos dígitos se confundieron con “2000” y “1900”), la suma de saltos en segundos es un problema regular. El primero fue agregado en 1972; este año será la vigésima sexta vez que se hace y parece poco probable que deje de ocurrir.

26 veces ha ocurrido esto en la historia y, según reporta The Verge, en el 2012 -la última vez que se agregó un segundo- páginas web como Foursquare, Reddit y LinkedIn sufrieron con el cambio.

Mientras tanto, la gente en Google es tan capa que ya encontraron una solución. En el blog oficial de la compañía, el ingeniero Christopher Pascoe dice que todo se resolvió cuando tomaron ese segundo extra, lo dividieron en microsegundos y los repartieron a lo largo del día, como para que no se sienta. 

La ciencia detrás de todo es bastante interesante. Si quieres leer en detalle cómo Google salva el día (literalmente) puedes leer todo el artículo completo aquí.

 

No al ajuste

Sin embargo, hay gente a la que esta movida no le afana. Según la web io9, es un debate que se prolonga hace 12 años. Cuenta el reportaje de The Telegraph que los Estados Unidos quieren que esto de sumar segundos al reloj desaparezca pues señalan que irrumpe la precisión de los sistemas que usan para la navegación y comunicación.

Felizmente Gran Bretaña es la voz de la razón y su argumento es casi un poema a la astronomía: si dejamos de agregar segundos se romperá para siempre nuestra conexión entre el concepto del tiempo y la salida y la puesta del sol. Rory McEvoy, curador de Horología del Observatoria Real de Greenwich dijo:

“Desde la antigüedad la rotación de la Tierra nos ha provisto de nuestra medida de tiempo -es la rotación de la Tierra la que nos da nuestra unidad más básicamente de tiempo, el día solar”.

Así que ya sabes, si alguna vez te enteras de una campaña para dejar de sumar segundos a nuestros años

Tags