ciencia , internacionales , periodismo Martes, 25 septiembre 2007

I want to believe

182448.jpgVía pospost:

Medios diversos hacen eco a la siguiente noticia aparecida en el diario Pravdade Rusia: el meteorito que cayó en Puno (en la frontera con Bolivia) no era tal, sino un satélite espía de Estados Unidos que habría sido derribado por los mismos estadounidenses.

Según el Pravda, el objetivo del satélite era Irán. Esta noticia circula coincidentemente con la visita que el presidente de Irán Mahmoud Ahmadinejad, realizará a Bolivia esta semana, donde firmará pactos de cooperación energética.

Citando fuentes de inteligencia rusa, el diario informa que el satélite ultrasecreto KH-13, tenía en su generador de potencia un isotopo radiactivo denominado Pu-238 que no pudo ser destruído y que esa es la razón por la que se produjeron afecciones en la población.

Afirma que si se hubiese tratado de un meteorito -por la dimensión el crater dejado la potencia del meteorito- en la tiera hubidese originado una explosión similar al de una bomba nuclear.

Pues en esto último tienen algo de razón. Bien saben los rusos de las verdaderas y catastróficas consecuencias del impacto de un meteorito (sin ir muy lejos, recuerden el evento de Tunguska).

¿Un satélite espía contra Ahmadinejad? Hurm… The truth is out there.

POSDATA (26/09): Los científicos peruanos don’t believe

Secured By miniOrange